Biblioteca Virtual de Dominio Publico

Antes de que la literatura romana entre en decadencia, emergía un poeta para rescatar el arte literario.  Era Ovidio Nasón, quien nació en Sulmona en el año 43 aC.  Si bien su obra no se compara a la de Virgilio u Horacio, destaca por incluir cualidades propias como son la descripción y la musicalidad.  Realmente, tuvo Ovidio el don de la escritura, al punto que dejó su carrera como abogado para dedicarse a la literatura, gracias a la prodigiosa facilidad de componer versos. Leer artículo completo…

Virgilio fue a Roma lo que Homero fue a Grecia.  A pesar de su timidez, supo tratar delicadamente las palabras para desarrollar una poesía épica, para resaltar la grandeza del floreciente imperio.  Nació en el año 70 en Ande, un pueblecito humilde.  Sin embargo, su vocación para la literatura permitió que reciba una educación esmerada en Cremona, Milán, Roma y Nápoles.  Su dedicación permitiría que fuera apreciado por grandes personajes en los cuales se incluye el propio Emperador Augusto. Leer artículo completo…

La literatura latina no es tan rica ni tan original como la griega.  Puede mostrar representantes en todos los géneros literarios, pero de ninguna manera con tanta abundancia ni con el mismo valor como los encontramos en las letras de sus predecesores.  La admiración por la belleza de la cultura helena no disminuyó ni en el apogeo de la literatura latina, sino que incluso los clásicos griegos sirvieron de modelo de imitación para los entusiastas autores romanos. Leer artículo completo…