Santo de origen italiano que fundó la orden franciscana.  Como escritor, es conocido por su obra “Cántico del hermano sol”, la misma que fue una de las primeras obras escritas enteramente en italiano.  Este canto fue escrito en versículos entre el año 1224 y 1225.  Esta obra hace alusión a las bondades del creador particularmente en la creación de los seres vivos y de las fuerzas de la naturaleza.  En él, San Francisco reconoce que todas las criaturas son obra divina y que como tales deben ser tratadas como hermanos.

A pesar de la vida contemplativa que caracterizó a este santo, no fue sino hasta pasados sus veinte años que San Francisco descubrió su vocación religiosa al ser encarcelado en 1202 por un altercado entre su ciudad de origen, Asís, y Perugia.  Fue luego de este encierro y a partir de una enfermedad, que Francisco se dio cuenta que no estaba satisfecho con su vida como hijo de un rico mercader.  Es así que para 1206 decidió renunciar a la herencia de su familia para sumir una vida como ermitaño. Poco a poco inicia su vida religiosa dedicándose al apostolado, construyendo iglesias, y sirviendo a pobres y leprosos.  Realizó varios viajes predicando un modo de vida sencillo apegado a los principios del evangelio.  Posteriormente, recibe el reconocimiento del Papa Inocencio III, quien lo ordenó diácono aprobando su modo de vida religiosa, lo que le valió el aumento del número de adeptos y le dio permiso para  predicar los principios de una vida austera.

Además de formar la orden franciscana para hombres, colaboró con Santa Clara para formar una orden religiosa femenina.  Gracias al trabajo del Cardenal Ugolino y el hermano Elías, San Francisco puede dejar a cargo de ellos el manejo de la orden para dedicarse por completo a la vida contemplativa.  Durante esta época de su vida, recibió los estigmas de Cristo en su cuerpo durante su retiro en Toscana, aspecto por el que también es muy conocido.   Dentro de las obras ejemplares de San Francisco podemos mencionar: “Carta a las autoridades”, “Bendición a fray León”. “Alabanzas en todas las horas”, “La verdadera alegría”, entre otros.