Este escritor ilustre nació en el año 484 AC en Halicarnaso (Casia).  Al ser consciente de su don para narrar los acontecimientos, se puso como propósito de su vida el relatar los hechos históricos en libros que perduren en el tiempo.  Con el afán de recopilar la tradición oral que permita documentar su obra, viajó por Egipto, Persia, Fenicia, Chipre, Asiria, Italia y Sicilia.  Es por esto que a Herodoto se lo llama el padre de la historia. 

Ciertamente, su obra posee un valor literario que va más allá de la estética que buscaban otros poetas contemporáneos.  En el caso de Herodoto, utiliza un estilo sencillo y dulce para narrar los acontecimientos pero sin descartar la grandiosidad épica.  Además, recurre al uso de detalles para sustentar su relato y hacerlo más realista.  Si bien algunos datos pueden estar equivocados, utiliza las palabras con maestría, con lo cual la prosa pasa a ocupar un papel importante en la literatura griega. 

Precisamente, muchos de los filósofos que habrían de surgir más adelante, utilizaron el mismo estilo de narración amena y con detalles, para captar la atención del público y exponer así sus ideas.  Tal es el caso de Platón, que recurre a la metáfora y al diálogo para explicar una teoría que de otra manera resultaría difícil de entender.


Fast Tube by Casper